‘Yogaesqui’, el deporte que mezcla la nieve y el yoga

El yoga es uno de esos deportes que ha logrado fusionarse de todas las formas posibles ya que esta disciplina fundamentada en la India, hace tiempo que traspasó fronteras para convertirse en el principal entretenimiento de muchas personas, los llamados ‘yoguis’

Conocemos el yoga con perros, yoga en patines o yoga combinado con Paddel Surf, pues bien, es el turno del Yogaesquí, una práctica deportiva para relajarse a temperaturas heladas.  Sin embargo, esta tendencia no es nueva, ya viene practicándose hace algunos años y se ha puesto de moda entre celebrities e instagrames (aunque más bien se han decantado por el yoga sin esquí). 

Fue en Bozeman (Montreal) donde nació esta tendencia, aunque pronto se popularizó en lugares de Estados Unidos, como el Stowe Mountain Lodge en Vermont o el Finger Lakes Yoga Escapes en Canandaigua o Nueva York. En el continente europeo encontramos compañías como AdventureYogi, una escuela de yoga de aventura de Londres que ofrece retiros de una semana de yoga en combinación con actividades como el esquí y con menús veganos, pues consiste en armonizar  mente y cuerpo. 

Se ha promovido este concepto que cada vez atrae a más turistas que pretenden disfrutar de esta experiencia en medio de un paisaje invernal, pues el yoga es, cada vez más, un reclamo turístico. Precisamente se dice que esta idea surgió cuando unos guías turísticos vieron a un grupo de mujeres excursionistas comenzar a hacer diferentes posturas de yoga para estirar el cuerpo tras una caminata en la montaña; mito o realidad, el ‘nievoga’ o ‘snowga’ (nombres con los que también se hace referencia a esta actividad) se ha convertido en una fórmula de éxito.

Si ya practicar yoga y esquí nos parece una actividad más que atractiva para este invierno, debemos considerar también sus beneficios para la salud que ya han sido demostrados. Recordemos que se trata de un deporte basado en tres pilares: meditación, respiración y asana (posturas). Una práctica con múltiples beneficios físicos y emocionales como puede ser aliviar tensiones, contracturas, mejorar la flexibilidad, prevé las lesiones, evita las agujetas e incluso la perdida de peso. Por eso resulta más que ideal incorporarlo antes de subirnos a los esquí y después de la actividad física. ¿Te ha convencido? 

Si eres experto en deportes de invierno pero principiante en el rey de la meditación puedes empezar con estas posturas básicas de yoga antes y después de cada sesión de esquí para rendir mucho más:

  • Postura de la montaña (Tadasana).
  • Postura de la silla (Utkatasana). 
  • Postura del Árbol (Vriksasana) que resulta bastante sencilla, solo se debe apoyar la planta del pie en el muslo o la pantorrilla y llevar las manos al pecho, aunque conseguir el equilibrio en la nieve es más complicado. 
  • EL NIÑO (Balasana).
  • Posición del guerrero 1 (Virabhadrasana 1).
  • PERRO BOCA ABAJO (Adho mukha Svanasana), nos ayudarán a conformar una sencilla tabla y levantar sensaciones en las estaciones de esquí.

En Ecofriends Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.

Webmaster
Author: Webmaster

Leave a Comment