Conoce los beneficios de los baños con cuencos tibetanos

Hace poco he podido disfrutar de una sesión de baños de cuencos tibetanos, y la experiencia ha sido  increíble. Absolutamente recomendable. Se trata de una terapia o, mejor dicho, una sonoterapia en la que se mezcla el sonido del gong, para pasar después a los cuencos, a través de los cuales se armonizará e integrará mejor en nuestro interior la potencia y fuerza del gong.

Con estas sesiones de baños de cuencos tibetanos se consigue conectar con el inconsciente, liberando miedos, limpiando malos recuerdos, o volviendo a disfrutar de los más placenteros. 

Estos baños de cuencos consisten “simplemente” en ir escuchando y sintiendo las vibraciones y procurando aplicar concentración mental. El facilitador o facilitadora suele realizar una sesión de meditación, cantar mantras, con canto armónico que te ayudarán a conectar con tu interior. Sentirás que tus preocupaciones y tensiones desaparecen. Cada uno, y cada una, vivirá la experiencia de una manera diferente, pero igualmente reparadora y sanadora.

Materiales y propiedades de los cuencos tibetanos

Respecto al material del que están hecho los cuencos de metal son los originales. Están compuestos por 7 metales, que cada uno representa un astro diferente. Así el oro es el sol, la plata la Luna, el mercurio el planeta del mismo nombre, cobre para Venus, hierro para Marte, estaño es el metal que representa a Júpiter y el plomo es Saturno. En el Tibet, los grandes maestros budistas practican con cuencos formados por 12 metales.

La frecuencia a la que emiten el sonido estos cuencos es de 432 Hz (ciclos por segundo). Esta es la frecuencia en resonancia con la naturaleza y el universo. Es a través de esta frecuencia, que se puede modificar la estructura molecular más débil o enferma para que resuene en una vibración saludable y armónica. Esta vibración tiene la propiedad de alterar las ondas cerebrales, lo que permite estados de consciencia más elevados, consiguiendo una relajación profunda y una mayor capacidad de autosanación.

Por si necesitas una explicación racional a todo esto

Los cuencos tibetanos se han utilizado en la medicina y la filosofía oriental con fines terapéuticos desde hace miles de años, aunque es nuestra cultura occidental donde han podido verse como algo místico. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Granada ya demuestra que el impacto de la vibración, la musicoterapia y la visualización de imágenes reducen considerablemente el dolor en caso de fibromialgia, depresión, estrés, insomnio, etc. Y en el Departamento de Medicina Oncológica del Centro Strangh Cornell de New York aseguran obtener un gran éxito en sus pacientes con cáncer alterando las funciones celulares a través de las vibraciones con cuencos de cuarzo.

Las personas a las que no se les recomienda este tipo de sesiones, por las vibraciones internas que se producen son las que llevan marcapasos, no pasa nada si llevas stents , que tienen problemas cardíacos agudos, epilepsia o esquizofrenia. A las mujeres embarazadas, o personas con tinnitus o acúfenos se las coloca en la última fila, lo más alejadas posible del foco de sonido.

En Ecofriends Life apostamos por un mejor estilo de vida apoyando el comercio local a través de sus productos y servicios. Encuentra lo que buscas en el mayor ecosistema de negocios sostenibles.

Webmaster
Author: Webmaster

Leave a Comment